6 de julio de 2017

Todo bien // Silencio administrativo



Tinta acrílica sobre blonda de papel. A5 aprox. // Avda. Miraflores. Sevilla.


Las frases hechas, por repetidas, parecen perder rigor o realidad, sin embargo, suelen contener realidades cotidianas indeseables. Estas piezas se centran en la mentira, bien dirigida desde un sujeto concreto por omisión (“Tenía novia”); bien desde un ente despersonificado a un individuo o colectivo (“Silencio administrativo”); bien desde una mismo hacia el exterior (“Todo bien”). Lo que subyace a las tres situaciones es la falta de respuesta a una duda planteada, la necesidad de suponer y completar un mensaje con datos implícitos; y el maquillaje de una realidad sin concordancia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario